¿Ahora? a crear futuro, también desde y para Gilena

En agosto de 2009, Juventud Gilenense proclamó su compromiso con todas las actividades políticas, económicas, sociales, culturales y deportivas que tengan como horizonte la defensa de los Derechos Humanos, el respeto y conservación del Medio Ambiente y el fomento de la participación de los jóvenes en la vida pública. Por lo tanto, nuestra asociación mostró su apoyo a la manifestación del pasado 15 de mayo y a las posteriores acampadas surgidas en numerosas ciudades de España, convocadas por la organización Democracia Real ya y otros colectivos sociales. La convocatoria tenía y mantiene entre sus objetivos la exigencia de un sistema político justo, en el que los ciudadan@s tengan la capacidad de decidir sobre la “vida pública” y no sean los denominados “mercados” los que marquen la agenda política, ya que esta actuación erosiona la esencia misma de la democracia.

Desde JUGI consideramos que la economía es una ciencia instrumental al servicio de las necesidades sociales y derechos fundamentales, por lo tanto, estas conquistas de la ciudadanía no se pueden poner en brete en nombre de los intereses del mercado, con la aquiescencia de los partidos políticos mayoritarios y las instituciones a su servicio (patronal y sindicatos mayoritarios). Al mismo tiempo Juventud Gilenense piensa que la realidad política y socioeconómica es insostenible, por lo que hay que exigir un cambio de rumbo de la situación actual, contando con la actividad y participación ciudadana. La distancia existente entre el discurso de lo que algunos denominan “clase política” y las preocupaciones de la mayoría de la sociedad resulta obscena y evidente como estamos comprobando en plena campaña electoral. Este espectáculo mediático y tétrico, que están protagonizando los dos principales partidos políticos llamados a gobernar este país, ha sido la llama de indignación que ha canalizado la contestación ciudadana. Aunque, el material inflamable para esta explosión social, ya estaba más que asentado en el seno de nuestra sociedad, con un 45% de su juventud en paro, cinco millones de desempleados, la pequeña y mediana empresa asfixiada y las puertas de la Moncloa abiertas de par en par a las empresas del IBEX, no es de extrañar que la ciudadanía perciba que la soberanía popular está secuestrada por la oligarquía de los negocios.

Así, JUGI reclama, en la línea del movimiento 15-M, a las instituciones:

-Una ley electoral justa.

-Dotar de sentido práctico al Senado, como cámara de representación territorial.

-Defensa de la Educación Pública y Laica.

-Defensa de la Sanidad Pública.

-Reforma de la Ley de Extranjería. “Ningún ser humano es ilegal”.

-Eliminación de los paraísos fiscales y persecución del fraude fiscal y la evasión de capitales.

-Creación de una banca pública, al servicio de las necesidades de la ciudadanía y de la pequeña y mediana empresa.

… Entre otras.

Al mismo tiempo pedimos a la ciudadanía:

-Organización de asambleas en los barrios.

-Apuesta por la creación de cooperativas.

-Creación de sindicatos alternativos.

…Entre otras.

Por lo tanto, nuestra asociación anima a todo el pueblo de Gilena a participar en este movimiento social y político que ha nacido de forma horizontal y transversal en todos los pueblos y ciudades de España, que se define como apartidista, pero no apolítico, en la medida que pretende transformar la realidad existente. La idea es pasar de la indignación a la acción, de la reflexión serena de propuestas a la ejecución de proyectos, con el objetivo de dotar de contenido a una democracia que sólo se mantiene viva en su aspecto formal. Juventud Gilenense concibe como éxito rotundo el que la ciudadanía tome la palabra y vehicule su indignación de forma pacífica, digna y constructiva, asumiendo el derecho de reunión plasmado en la Constitución española en su artículo 21 por el que “se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará de autorización previa”. Así, la Junta Electoral Central, el Ministerio del Interior y los dos partidos mayoritarios están demostrando un cariz antidemocrático y anticonstitucional, cuestionando el ejercicio de un derecho reconocido y validan, de este modo, los lemas más coreados en la manifestación del 15 de mayo y en las acampadas de todo el territorio español: “lo llaman democracia y no lo es” o “que no, que no, que no nos representan”.

Consideramos que se ha dado un paso muy importante con el inicio de esta experiencia social, pues la ciudadanía ha perdido el miedo a salir a la calle, a crear y a dignificar la política, ya que entendemos la soberanía y la democracia como el poder del pueblo y no de los poderes establecidos. Al mismo tiempo, esta iniciativa ciudadana está tejiendo un nuevo código axiológico en el que salen a la escena pública valores como: la solidaridad, el diálogo, la libertad, la tolerancia y el empoderamiento de los marginados por este sistema político y económico. Creemos que estos valores son el núcleo nodal de esa palabra, tan maltratada desde el poder, como es la de democracia. Por último, estamos convencidos de que este tipo de acciones son

las mejores enseñanzas que podemos transmitir a las generaciones venideras, pues sólo la implicación, formación y actuación social son los canales de progreso de una comunidad. En consecuencia:

ÁNIMO Y A CREAR FUTURO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Manifiestos, Movimiento 15M y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s