Manifiesto unitario de la izquierda andaluza soberanista contra el militarismo, el imperialismo,las bases extranjeras y la OTAN

POR NUESTRA SEGURIDAD Y SOBERANIA, FUERA OTAN Y BASES DE ANDALUCÍA

El régimen neofranquista del actual Estado Español impuesto, continuando con la política de subordinación y entreguismo a los intereses del imperialismo capitalista euro-norteamericano de la Dictadura, ha convertido a Andalucía en una avanzadilla logística y operativa para desarrollar sus acciones de sometimiento forzado de los pueblos mediterráneos, norteafricanos y del oriente medio a sus intereses de expolio y explotación económica y supeditación política, utilizando la amenaza y el terror armado a través de la OTAN. Mediante las bases militares instaladas en Andalucía se asesina. La guerra comienza a gestarse en ellas. Las bases no están concebidas para la cooperación internacional o el envío de ayudas humanitarias, desde estas bases lo que se envía es destrucción. Desde Rota, Morón y Gibraltar se mandan aviones y barcos cargados con bombas, misiles y otros artefactos de muerte y devastación.

En nuestro país se concentran las mayores instalaciones militares peninsulares. Estas bases no solo constituyen una amenaza para otras naciones, también para la nuestra. El Estrecho de Gibraltar es, junto al Canal de Suez, las únicas entradas y salidas del mediterráneo y los pasos obligados para el abastecimiento de elementos esenciales e insustituibles para la industria occidental. Nuestra posición geoestratégica fue una de las causas de la ocupación medieval española, de la británica del Peñón y el motivo del actual asentamiento de la OTAN. Estas bases existen también para impedir que el Pueblo Trabajador Andaluz  pueda determinar resoluciones y realizar actuaciones que dificulten o imposibiliten el control peninsular y del Estrecho por el imperialismo euro-norteamericano. No son solo bases contra otros, también lo son contra los andaluces,

Para Andalucía, la permanencia de la OTAN en nuestro territorio y la existencia de las bases militares extranjeras de Gibraltar, Rota y Morón, constituyen, además, otra prueba de la inexistencia de libertad colectiva, de soberanía popular andaluza. Nunca se nos ha tenido en cuenta, tan siquiera se nos ha consultado acerca de su existencia, instalación o mantenimiento. Una vez más, es en Madrid, Bruselas y Washington donde se deciden nuestro presente y futuro. Como en toda situación neocolonial, no se nos deja más opción que asentir por las buenas u obedecer por las malas.

(…)

Para el Pueblo Trabajador Andaluz, estas bases militares extranjeras, ideadas tanto para controlarlo a él y como para permitir la  agresión a otros pueblos, nos transforman en rehenes y colaboradores, en cómplices de las opresiones, robos y crímenes que se cometan contra los habitantes de las naciones atacadas y ocupadas mediante su utilización, convirtiéndonos en lógicos e innegables objetivos potenciales de respuesta y autodefensa armada por parte de dichos pueblos. El riesgo es infinitamente más elevado para las poblaciones cercanas a las mismas. La posibilidad de unos ingresos y unos pocos jornales, cada vez más escasos, no pueden compensar el mancharnos las manos con sangre inocente y el constante peligro de muerte y de destrucción que conlleva, inevitablemente, el permitir la estancia a estos indeseables vecinos.

Por otro lado, además del efecto altamente contaminante de las actividades de dichas instalaciones, hay más que fundadas sospechas de que se almacena en ellas armamento nuclear, fuera aparte de que está probado el que sus zonas portuarias y sus aeroportuarias son transitadas por naves y aeronaves con dicho letal cargamento. Andalucía, y en particular las localidades del entorno, viven en un permanente riesgo de sufrir las consecuencias de un accidente nuclear. Situación ante la que están indefensas, al carecer de planes de emergencia reales y efectivos.  Esta posibilidad de accidente nuclear no es mera teoría, ya ha ocurrido en anteriores ocasiones, como fue en el caso del artefacto que los estadounidenses “perdieron” en las costas de Almería.

La permanencia de la OTAN en nuestro territorio y la existencia de bases militares extranjeras en nuestra nación, incluidas las españolas, constituyen un atentado a nuestra soberanía popular, un impedimento al desarrollo de nuestra libertad y la de los otros pueblos, un obstáculo para la paz mundial, para el desarrollo de la humanidad y el triunfo de la justicia y la igualdad social. La OTAN y sus bases son instrumentos del imperialismo capitalista internacional para perpetuar la rapiña de los recursos de la Tierra y la explotación de sus habitantes en beneficio de una minoría sin escrúpulos.

Las distintas organizaciones de la Izquierda Soberanista Andaluza, consideramos  que Andalucía, como toda nación, posee el inalienable derecho a ser dueña de sí mima. A ejercer la libre autodeterminación de su destino en exclusividad. En este sentido, tiene no solo el derecho sino el deber de exigir y ejercer su soberanía, al objeto de construir una tierra realmente libre, un territorio de justicia, igualdad y paz, desnuclearizado, desmilitarizado y solidario con el resto de pueblos del Planeta. Queremos nuestra Soberanía nacional, también para construir un país que entienda unas relaciones entre los pueblos basadas en la cooperación, el apoyo y el respeto mutuos, no en la amenaza, la violencia y el expolio. Esta histórica tierra de la libertad, el progreso, la convivencia y la integración, no puede tolerar que su territorio sea utilizado para la perpetuación de la guerra, el robo, la esclavitud y la reacción. El Pueblo Trabajador Andaluz no debe permitir que se le haga cómplice de la explotación y el sufrimiento de otros, de crímenes contra la humanidad, a cambio de unas pocas monedas. Nuestra libertad, dignidad e integridad no pueden ser compradas. Andalucía no se vende.

Por todo ello, la Izquierda Soberanista Andaluza Hace este llamamiento conjunto a todos los andaluces a participar en las marchas organizadas contra las bases de Rota y Morón, así como en la potenciación de un principio de aglutinamiento y conformación de un movimiento unitario antimilitarista y antiimperialista andaluz, capaz de lograr no solo el cierre de dichas bases y la de Gibraltar, sino de todas las demás instalaciones militares y la expulsión de la OTAN de nuestra tierra. A hacer de nuestro Andalucía una trinchera de paz contra la agresión militarista del imperialismo capitalista. A hacer realidad, como exclama nuestro Himno Nacional, ese levantar la  blanquiverde para, volver “tras siglos de guerra, a decir paz y esperanza bajo el sol de nuestra tierra”. A construir una esperanza de futuro para sí misma, los pueblos y la humanidad.

¡Por nuestra seguridad y nuestra soberanía!

¡Por la seguridad y la soberanía de todos los pueblos!

¡Contra el imperialismo españolista y euro-norteamericano!

¡Fuera OTAN y bases militares extranjeras de Andalucía!

En Andalucía a 4 de Noviembre de 2010

AC. CUT- BAI. Jaleo!!!. JIRA. NA. SAT

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Acciones, Andalucismo, Antifascismo, Manifiestos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s